Paris, siempre nos quedará París


Paris 2015, Paris, la verdad es que cada vez que voy a esta maravillosa ciudad, descubro nuevas lugares, nuevas personas y por supuesto nuevas pastelerías, es un lugar emocionante, un lugar duro, un lugar de peregrinación anual para los amantes de la buena gastronomía dulce. Como novedad he conocido el Hotel Bristol, Popelini, Mori Yoshida, Profiterol Cherie, le Mont-blanc de Angelina, el pan de Eric Kayser y obradores o laboratorios como ellos llaman del famoso chocolatero Jacques Genin o el simpático Damien Piscioneri chef de Café Pouchkine, la Librairie Gourmande, Saint Germain, la verdad es que como diría el rey de Francia Enrique IV ,París bien vale una misa.11951813_1646825718863442_5749227984617004582_n